fbpx

CUIDADOS DE LA PIEL EN CASA

Puede parecer que sin salir de la casa nos libramos de los «enemigos» de la piel como la polución o exposición solar excesiva. Sin embargo, el confinamiento tiene otros efectos que incluye directamente en la salud de la dermis, La calefacción, la sequedad ambiental, el sueño deficiente y la falta de vitamina D, son algunos de ellos. Pero sobre todo, el estrés y la ansiedad, que nos puede provocar el mero hecho de estar confinados.

¿Cómo influye el estrés en la piel ?

El estrés ralentiza la circulación sanguínea, lo que provoca que no llegue a la dermis la cantidad de nutrientes que necesita para mantenerse sana, joven e hidratada. Además, se genera una mayor evaporación del agua, provocando desequilibrios en la barreara hidrolipídica. Todo ello tendrá grandes consecuencias como puede ser, la aparición de alteraciones, disminución de luminosidad, y aumento de bolsas en los ojos y ojeras. Ademas sin olvidar los brotes de acné, enrojecimiento de la piel, rosácea. eczema o brotes de psoriasis, como respuesta inflamatoria del organismo a la tensión constante.

No te descuides

Al estar en casa , la piel no está tan expuesta a los mismos niveles de contaminación o radiación solar, y utillizamos menos maquillaje. Esto, y una cierta dejadez o apatía , puede hacer que nos cuidemos un poco menos.

A pesar de no salir de la casa, debemos seguir cuidándonos y, sobretodo, no olvidar la higiene y la hidratación. La piel tiene vida y continua con sus procesos metabólicos, excretando sudor, grasa, y con su propia flora bacteriana, por lo que es importante mantener una rutina de higiene.

Tras la limpieza y tonificación diaria, debemos aplicar mañana y noche los productos de tratamiento habituales tales como hidratantes, antienvejecimiento y contorno de ojos, aplicados con rituales de automasaje oxigenantes; y aplicación de exfoliantes y mascarillas de dos a tres veces por semana en dias alternos. Teniendo en cuenta que disponemos de mas tiempo de lo habitual, podemos cuidarnos con mas cariño, utilizando productos mas específicos y sin olvidar la hidratación corporal que olvidamos cuando vamos a la carrera.

Además podemos aprovechar para utilizar cremas con ácidos, tipo glicólico, mandélico, láctico, salicílico, etc, y así darle una renovación intensa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *